jueves, 15 de octubre de 2009

Azúcar... ¿sano o perjudicial?‏

Cuando estaba estudiando para terapeuta, uno
de mis maestros decía que lo malo del azúcar
era que elevaba rápidamente los niveles de azúcar
en la sangre y se tenia que liberar mucha insulina
para controlar ese nivel de azúcar en la sangre
y lo malo de esto es que la sangre no almacena
la azúcar, así que lo que hace es subir rápidamente
y descender también rápidamente haciendo una grafica
donde baja aun más que el sitio que ocupaba.
También decía que la diferencia del consumo de
fruta es distinto porque la fructuosa entra lentamente
a la sangre y se tiene siempre en el momento que se
requiere su combustible. Recordemos que es la
energía que nos permite estar en acción.

PUES BIEN, ME LLEGÓ ESTA INFORMACION POR MAIL Y SE LAS COMPARTO A VER QUE LES PARECE. LOS DEJO CON ELLA.



EL AZÚCAR
Es un producto que se consume hace siglos. Está
presente en todas las mesas. Muchas personas no
pueden vivir sin él. Otras personas evitan su
consumo a toda costa. Hablamos del azúcar.

¿Será sano el consumo de azúcar? ¿Habrá peligro
en comer con frecuencia alimentos que la
contengan? ¿Hay riesgo de abstenerse? Pero
la cuestión sería determinar en primer lugar
a qué llamamos azúcar. Con este término se apela
el azúcar blanco refinado que se obtiene de la
caña de azúcar, conocido químicamente como
sacarosa. Pero también llamamos azúcar a una
sustancia que está presente naturalmente en las
frutas, llamada fructuosa.

Por la confusión que existe gracias a la
presentación de algunas dietas extremas en que a
la persona se le prohibe hasta el consumo de
frutas por considerar toda clase de azúcar nociva
para el cuerpo, muchos creen que azúcar es
sinónimo de “malo para la salud”. Pero hay que
hacer una distinción importante al respecto.
¿Cómo se obtiene el azúcar? ¿Todo azúcar es
fabricada del mismo modo? No toda el azúcar es
fabricada de la misma forma. El azúcar de mesa
(sacarosa) responde muy diferente en el cuerpo
que el azúcar de las frutas (fructosa). Ambos son
metabolizados en glucosa (el azúcar en la
corriente sanguínea). Sin embargo, es muy
importante la manera en la que este proceso
ocurre.

Cuando consumes un alimento que posee
sacarosa, el azúcar en tu sangre se eleva muy
rápidamente y la respuesta de tu cuerpo es liberar
mucha insulina para controlar la subida del
azúcar en la sangre. Así que comiendo una
comida que eleve altamente tus niveles de
insulina en forma rápida es justamente aquello de
lo que quieres alejarte.

La fructosa, el azúcar de la fruta, por otro lado,
no crea la misma respuesta. Sí, tu cuerpo conoce
su azúcar, pero elevará su azúcar en la sangre y
los niveles de insulina mucho, pero mucho más
lento que la sacarosa. Esto es algo bueno, ya que
da al cuerpo más tiempo para responder al azúcar
que recién has ingerido, muchas veces no
resultando en un alto elevamiento de la insulina,
sino en uno más controlado.

Entonces, ¿cuánto azúcar debes consumir?
Cualquiera que haya probado alguna dieta
extrema “sin carbohidratos” antes puede testificar
que después de tan solo unos días comienzas a
sentirte realmente mal: adormecido, aletargado, y
posiblemente hasta constipado. Es porque no
estás incorporando la materia prima para la
formación de glucosa. No obstante, tu cuerpo
posee la habilidad de hacer glucosa aún hasta si
no comes carbohidratos. Sin embargo, los
alimentos saludables como las bananas,
manzanas, zanahorias y cebollas no necesitan ser
eliminados para controlar el azúcar en tu sangre.
Controla tus niveles de insulina y ve como
pierdes peso a lo largo del tiempo.

Por lo tanto, la clave está en ser selectivo a la
hora de consumir azúcar. Evita a toda costa el
azúcar blanco refinado. Puede resultarte difícil
evitar su consumo, ya que está presente en todo
tipo de alimentos como pasteles, galletitas, etc.
Otra clave es elegir alimentos que aumentan tu
nivel de azúcar en sangre lentamente. Puedes
comer frutas, bayas, etc. . No solo estarás
eligiendo una opción mucho más saludable, sino
que tus ansias por comer dulce disminuirán
rápidamente cuanto menos te alimentes de ellos.

No obstante, resérvate algunos permisos para
ocasiones especiales como festejos, bodas y
demás eventos en los que no sería prudente
negarte a una rebanada de torta y otras delicias.
Pero hazlo con mesura.

En www.DietaSecreta.com hallarás más
información útil para el cuidado de tu cuerpo y tu
salud. Podrás recibir información del libro La
Dieta Secreta que ha ayudado a muchísimas
personas a obtener un cuerpo ideal.

También en www.DietaSecreta.com puedes
obtener a un precio increíble el software
generador de dietas, un novedoso programa que
te ayudará a configurar la dieta más efectiva para
ti sólo con los alimentos que más te gustan.
¡Tener la figura deseada está a tu alcance!
¡Hasta la próxima!
www.DietaSecreta.com

5 comentarios:

Cari Y Yoly dijo...

Gracias por pasar por nuestro blog y dejarnos tan buenos consejos.
cari lleva ademas de los medicamentos, toma un complemento dietario.
Gracis y besos
Estaremos en contacto

RECOMENZAR dijo...

Buenisimo tu texto Y fijate yo tomo con mi té con azucar organica morena No se si es bueno o malo pero la necesito para el sabor de mi cuerpo en la mañana
besos y gracias por pasar No te pierdas

Anónimo dijo...

Muy buena la nota. Yo hace aproximadamente un año comencé a evitar el ázucar y luego de un mes aproximadamente de desear cosas dulces la necesidad comenzó a disminuir cada vez más y ahora realmente no deseo para nada cosas dulces, salvo en muy contadas ocaciones, y de vez en cuando, estando en un algun cumpleaños, probé torta o algun pastel y lo sentía extremadamente dulce, me resultaba muy relajante. Y a pesar de que mucha gente me dice, como podés soportar no comerte un helado, o un chocolate! y yo también antes me preguntaba lo mismo, lo cierto es que no me dan deseos para nada, mientras muchos comen helado o chocolates yo como frutas y no es para nada un sacrificio, así que los animo a que intenten vivir una vida mucho mas saludable y sin azucar :)

Saludos

MONICA dijo...

hola, tengo una amiga confundida, dice que su hermana le dijo que el azucar alimenta el cerebro y se la come a puños, no sabía como hacerla entender que si era necesaria el azucar para el hipotálamo pero no la refinada, me ayuda mucho tu artículo para poder dar una explicación, que lo que ncesitamos es fructuosa, y todo con medida

Anónimo dijo...

Muchas gracias :D

visitantes