lunes, 15 de diciembre de 2008

Omega 3, el protector de tu corazón



Les comparto esta informacion que me llega

Omega 3, el protector de tu corazón


El pescado es considerado como un remedio universal para el corazón y para mantener las arterias despejadas de sustancias nocivas, gracias a los aceites contenidos en él, mejor conocidos como omega-3: descubre cómo el omega-3 puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida

Calificación

¿Qué son los ácidos grasos omega-3?

Estas sustancias son una clase de ácidos grasos poliinsaturadas, los cuales a diferencia de las grasas saturadas que bloquean las arterias, se consideran como saludables.

Se ha descubierto que los ácidos grasos omega-3 poseen en su estructura propiedades antiinflamatorias, por lo que han sido relacionadas con el cuidado de la salud como por ejemplo, en la artritis o en la glomerulonefritis, la cual es un tipo de enfermedad renal. Incluso, hay indicios que señalan que gracias a esta sustancia se puede aminorar la depresión leve. Pero hasta ahora, las pruebas más contundentes se dirigen hacia los cuidados que el omega-3 ofrece al sistema cardiovascular.

El omega-3, al cuidado de tu corazón

Existen particularmente dos ácidos grasos, el ácido eicosapentaenóico (EPA) y el ácido docosahexaenóico (DHA), sustancias que se encuentran de manera abundante en los peces grasosos como salmón, atún, caballa, arenque y sardinas. Por medio de estudios científicos, se ha descubierto que tales sustancias son benéficas para la salud cardiovascular al evitar que las plaquetas formen coágulos sanguíneos en las arterias y con esto, impedir ataques cardíacos o una apoplejía.

Principales beneficios

La Asociación Americana del Corazón (AHA) por sus siglas en inglés, ha mencionado los posibles beneficios de los ácidos grasos omega-3, los cuales se describen a continuación.

· Disminución del riesgo de arritmias cardíacas, es decir, alteraciones en el ritmo cardíaco, lo que puede causar una muerte inesperada

· Bajo riesgo de formación de coágulos sanguíneos, situación detonante de ataques cardíacos o apoplejía

· Reducción de triglicéridos en la sangre. Se considera que el valor normal es de 150 mg/dl. Quienes sufren enfermedades cardíacas, los niveles de esta sustancia deben ser menores a los 100 mg/dl.


· Provee de buena salud y elasticidad a las arterías

· La presión arterial puede reducirse gracias a la administración de omega-3

Otros productos que contienen omega-3

No solamente el pescado y los suplementos de aceite derivados de este alimento contienen omega-3, pues algunas plantas comestibles contienen un tipo de ácido graso llamado ácido alfalinoléico (ALA), entre las que destacan:

En mayor cantidad

Linaza molida
Aceite de linaza

Cantidad moderada

Nueces
Aceite de soya
Tofu
Aceite de canola
Vegetales de hoja verde

¿Quién debe consumir omega-3?

La Asociación Americana del Corazón ha recomendado desde el año 2000, al público en general, consumir al menos dos porciones de pescado a la semana. Dos años después, se dieron a conocer algunas recomendaciones para sectores de la población que sufren complicaciones de salud:

· Quien padezca una enfermedad cardíaca coronaria documentada, consumir un gramo de ALA por día, preferiblemente de un pescado grasoso o de suplementos los cuales deben ser expedidos por un médico


· Para la reducción de triglicéridos, se debe consumir de dos a cuatro gramos de suplementos por día con contenido de ALA (ya que es difícil ingerir esta cantidad solamente comiendo pescado), siempre con vigilancia médica.

Antes de consumir omega-3, debes saber que…

Aunque ingerir esta sustancia es benéfico para nuestro cuerpo, ten en consideración lo siguiente:

Si estás próximo a someterte a una cirugía, la ingesta de omega-3 incrementa el riesgo de sangrado, así que programa una cita con tu médico quien te sugerirá qué hacer

Algunas especies de peces como el tiburón, pez espada o tilapia, pueden estar contaminados con mercurio o con otras sustancia contaminantes que resultarían altamente nocivas para tu organismo

Si padeces problemas cardiovasculares y estás interesado en empezar una dieta en la que incluyas omega-3, te recomendamos que acudas con tu médico, pues él sabrá orientarte y te otorgará más información al respecto.


Referencia informativa: La gran revolución de las grasas, Sacha Barrio Healey, Editorial Norma, 2006, pp. 126-127; www.healthlibrary.epnet.com; www.mayoclinic.org


Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org


Recomendación personal de acuerdo a mis estudios.
Lo que anteriormente se dice lo avalo y agrego, que es importante, que cuando se acude al supermercado se tome el hábito de leer los ingredientes, en cuestión de aceite, buscar aquellos que digan OMEGA 6 Y OMEGA 3, esos serán los que protejan tu salud

En la actualidad existe un aceite de pepita de uva (si no lo encuentras come uvas con todo y su semilla), contiene estos aceites que menciono. Según leí en una ocasión, que en el mediterráneo casi no se presentan infartos y la razón es el consumo del pescado, en Francia, que tiene costumbres diferentes tampoco, y se hablaba de la paradoja francesa, ¿que pasa ahí? que ahí se cultiva la uva y se consume el vino de uva.

No los incito a tomar vino, sino que se tome en cuenta la pepita de la uva, ya sea en aceite, que lo venden embotellado o comiéndola directamente al comer el fruto, así protegerán su corazón y las células de la vejez prematura a decir de la científica mexicana Georgina Díaz

Gracias por su atención

Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora México
15 de dic. Del 2008

3 comentarios:

mares dijo...

Hola Celia. Gracias por el artículo.
Te cuento que despues que mi pareja tuvo la crisis hipertensiva, con triglicéridos elevadísimos, se ha aplicado a comer como única proteína animal, pescados, principalmente uno que acá llamamos jurel y que es el mas asequible y.....va muy bien, estamos esperando el rechequeo para saber somo siguen sus niveles de lípidos pero confiamos en que estarán mucho mejor.
Un beso, como siempre.

lully desnuda dijo...

Con mis mejores deseos para tí Celia al iniciar el año, te cuento que he compartido este post con mi hermana, quien aprendió a consumir pescado precisamente por recomendación de un médico justo cuando sufría fatiga extrema.
Enriqueces la blogosfera.

Un abrazo renovado con energías cósmicas!

Poetiza dijo...

Celia, que buena informacion tienes aqui, presisamente de mi interes, te dejo un beso, cuidate.

visitantes